El origen del crowdfunding
El origen del crowdfunding

El origen del crowdfunding, ¿cómo comenzó todo? El crowdfunding, la financiación colectiva, es la nueva forma de financiación que ha revolucionado la manera de conseguir desarrollar proyectos e ideas.

Pero... ¿Cuál es el origen del crowdfunding?

 

Aunque a lo largo de toda la historia podemos encontrar algunos ejemplos de financiación colectiva de proyectos, el crowdfunding como fenómeno económico es muy reciente, consta de apenas unos años.

La expansión de Internet fue un factor fundamental que permitió, ya a finales del siglo XX, desarrollar los primeros proyectos basados en “crowdfunding”-el término no existía aún-. Uno de los más antiguos de los que se tiene constancia sucede en 1997, cuando el grupo británico Marillion  consiguió financiar su gira por EEUU con las donaciones que obtuvo tras hacer una campaña por Internet. Durante los siguientes años surgieron puntualmente  en Internet otras iniciativas que solicitaban colaboración económica para desarrollar proyectos o ideas: eran las primeras formas de crowdfunding en el sentido moderno.

 

Sin embargo, hasta el año 2008 no se acuñó la palabra como tal. Jeff Howe junto con Mark Robinson fueron los primeros en utilizar el término crowdfunding, en el artículo titulado “The Rise of Crowdfunding” (2008). La palabra surge de la unión de los vocablos ingleses: crowd, que significa multitud y funding, que significa financiación.

 

El origen del crowdfunding lo vemos en 2009, con el nacimiento en EEUU de la primera plataforma web dedicada al crowdfunding, cuando el término se consolida y difunde definitivamente. A partir de ese momento comienzan a surgir, progresivamente, diferentes plataformas dedicadas a desarrollar proyectos de todo tipo mediante las distintas formas de crowdfunding.

 

Desde entonces, la proliferación de plataformas de crowdfunding ha sido enorme y se ha extendido por una gran parte del globo. Ya son muchos los proyectos de todo tipo que han sido financiados con éxito mediante este nuevo concepto y no dejan de aumentar. Tanto es así que muchos países ya tienen su propia legislación respecto a este tipo de plataformas web: es el caso de EEUU, Alemania, Francia, etc. También España la tiene, aunque desde hace muy poco. De hecho, la regulación del Crowdfunding en España ha llegado hace poco, el 16/04/2015 el congreso aprobó una ley que regula el funcionamiento de las plataformas dedicadas al crowdfunding.

 

Hoy en día, tras haberse demostrado que mediante este tipo de financiación se pueden obtener grandes resultados, las ideas financiadas mediante crowdfunding no dejan de aumentar y este sistema  se ha convertido en una opción viable e interesante a la hora de buscar financiación para un proyecto. 

Tags
POSTS MÁS POPULARES
ARCHIVO DEL BLOG
  • 2017

  • 2016

  • 2015

  • 2014

FACEBOOK
TWITTER