Y por fin la inversión en arte

En un mundo hambriento de nuevas oportunidades de negocio y emprendedores en busca y captura de nichos de mercado diferentes, cantaba un poco que en España nadie hubiera profesionalizado la inversión en arte

Enrique del Río

Enrique del Río

Fundador y CEO de WeCollect Club

Que “el arte es para todos pero sólo una élite lo sabe” lo tenemos claro desde que Dora García, una de las artistas más internacionales que tenemos, se encargó de inmortalizar esta frase en una de sus obras más célebres

Lo que pasa es que en el siglo XXI los secretos duran poco y cuando algo funciona se sabe. 

En un mundo hambriento de nuevas oportunidades de negocio y emprendedores en busca y captura de nichos de mercado diferentes, cantaba un poco que en España nadie hubiera profesionalizado la inversión en arte. En otros países esto es algo a la orden del día. Si nos ponemos teóricos, el arte es una passion investment de manual, que no es otra cosa que una inversión como otra cualquiera pero que además del retorno económico que se le presupone busca otro más abstracto: la satisfacción y realización personal de quienes ponen su dinero. Vamos, un valor añadido en toda regla. Es lo mismo que buscan aquellos que compran equipos de fútbol, caballos, los apasionados por el mundo del vino, los coches antiguos o los relojes, por poner solo algunos ejemplos. El arte, por cierto, ocupa el 25% de estas inversiones. 

Thierry Ehrmann, fundador y presidente de Artprice, cuenta en el último informe sobre el mercado del arte contemporáneo que realiza su empresa —donde se analiza anualmente la evolución de los precios de las obras de arte — cómo “para entender el crecimiento del 1.370% producido en el arte contemporáneo desde el año 2000, es necesario analizar las palancas, la facilidad de acceso a la información sobre el mercado del arte y la desmaterialización de las ventas en Internet, con el 95% de los actores conectados principalmente por Internet móvil”. Es cierto que el arte ha sufrido y que con la terrible crisis económica y financiera que hemos atravesado sus estructuras han cambiado (para bien), pero también que este previsible período de ajuste ha sanado un mercado necesitado de la transparencia y salud que ahora está adquiriendo. Según este informe, el más importante del mercado, “el rendimiento anual medio de las obras de arte está en torno al 9% en cuanto el precio de compra sobrepasa los 20.000 dólares”. “Not bad”, como diría un amigo. 

Con este contexto, era cuestión de tiempo que apareciera en España el primer fondo de inversión en arte regulado por la CNMV, un ambicioso proyecto realizado por Global Institutional Investors, Navis Capital Desarrollo SGEIC y WeCollect Club, empresa que tuve el placer de fundar hace tres años. Para ello, se ha creado un equipo multidisciplinar de profesionales que combina una amplia experiencia tanto en el ámbito de la gestión de activos y el asesoramiento financiero como en el de la inversión en arte, abarcando desde la compraventa de obras hasta aspectos legales, fiscales, logísticos y de conservación. 

Si algo nos ha enseñado la historia del arte, es que el secreto de su revalorización no está tanto en la compra o selección de nombres clave, que también, sino en la gestión integral que se realiza de estas piezas, nada diferente al resto de inversiones. No se trata tanto de apostar por obras que puedan subir de valor en un futuro porque sí y dejarlas al azar, sino de trabajar adecuadamente en el ámbito de la gestión para que esto ocurra. El objetivo de este nuevo vehículo es adquirir obras de arte de artistas nacionales e internacionales y ofrecer un retorno por encima del 9% anual neto para el inversor durante ocho años, sin utilizar apalancamiento en las compras. Aproximadamente el 50% de la cartera del vehículo estará invertida en arte histórico o de grandes maestros, el 30% en arte contemporáneo y el 20% restante en arte emergente, donde además se ayudará a los que serán los talentos del mañana, artistas que están sobresaliendo actualmente y que en un futuro marcarán la diferencia. 

Aparte de esta figura de mecenazgo y de proporcionar rentabilidad, diversificación y descorrelación respecto de otros activos de inversión, el objetivo del vehículo es aportar transparencia al sector del arte y convertir este activo en una alternativa de inversión más. Para ello, los inversores disfrutarán de eventos exclusivos en las mejores exposiciones, galerías y ferias nacionales e internacionales, visitas privadas a estudios de artistas y colecciones privadas, formación en coleccionismo, mercado e inversión en arte, asesoramiento personalizado e incluso podrán participar en el Comité de inversiones del fondo. Nuevos aires para la inversión en arte.
 

BIOGRAFÍA

Historiador del arte y MBA Entrepreneurship por la Universidad Complutense de Madrid. Es fundador y CEO de WeCollect Club, el primer club para coleccionistas de arte de España, y cofundador del diario de arte hoyesarte.com. Con más de 15 años de experiencia en el sector del arte, ha colaborado en más de 20 publicaciones escribiendo artículos sobre mercado del arte y coleccionismo, como Esquire, Forbes, L’Officiel, Glamour o Harper’s Bazaar, además de coordinar la revista Matador de la editorial La Fábrica. 

Ha impartido numerosas conferencias sobre arte y coleccionismo, participado en más de 100 mesas redondas o simposios en diferentes instituciones culturales e impartido clases y cursos en universidades como UCM o URJC, entre otras.
 

Tags
POSTS MÁS POPULARES
ARCHIVO DEL BLOG
  • 2018

  • 2017

  • 2016

  • 2015

  • 2014

FACEBOOK
TWITTER